La gran inundación de cerveza en Londres

 
 El 17 de octubre de 1814 tuvo lugar un accidente en la cervecería Horse Shoe Brewery que causó una inundación…de cerveza. Las calles de la ciudad de Londres fueron el escenario de un tsunami con olas de hasta cuatro metros de altura que recorrió las calles cercanas. La cervecería causante de este extraño incidente, Horse Shoe Brewery, era una de las productoras londinenses de cerveza Porter más importantes de la época. 


 


Una riada de cerveza


Horse Shoe Brewery estaba situada en la esquina de Great Russel con Tottenham Court Road, en el lugar que ocupa hoy en día el teatro Dominion. El accidente tuvo lugar al explotar un enorme barril de madera que contenía 60.000 litros de cerveza Ale en proceso de fermentación. Esta explosión causó una reacción en cadena, en la que otros barriles cercanos fueron dañados a su vez, provocando una riada que destruyó la pared de la cervecería. Más de 1,4 millones de litros de cerveza se vertieron en la zona. Esto provocó que St Giles Rookery, un barrio londinense densamente poblado, viese como una ola gigante de cuatro metros de altura avanzase engullendo todos los edificios a su paso.


El resultado del accidente fueron ocho personas ahogadas, más de 7.000 barriles de cerveza destruidos  y un par de casas en New Street totalmente destruidas. Cientos de personas trataron de salvar la cerveza que pudieron, y algunos recurrieron a beberla sin más, lo que provocó la muerte de una novena víctima unos días después por intoxicación etílica. 

La gran inundación de cerveza de Londres

 


El fantasma de Eleanor Cooper


En la actualidad, el lugar donde se situaba Horse Shoe Brewery lo ocupa el popular Dominion Theatre. Dice la leyenda que el teatro es escenario de diversos sucesos paranormales. Entre ellos, se encuentra el avistamiento del fantasma de Eleanor Cooper, una adolescente víctima de la inundación. Eleanor trabajaba como camarera en el pub cercano Tavistock Arms y falleció cuando la ola alcanzó su lugar de trabajo, quedando atrapada entre los escombros. 


Un acto inevitable de Dios


La cervecería fue llevada ante los tribunales para que asumiera su responsabilidad en la inundación. Sin embargo, la tragedia fue declarada como un "acto inevitable de Dios", lo que significó que la cervecería saliese indemne. No solo fue declarada inocente, sino que incluso se indemnizó a Horse Shoe Brewery por los daños. 


Esto contribuyó a salvarla de la quiebra, aunque ninguna de las familias de los fallecidos o de los que perdieron sus casas recibió indemnización alguna del gobierno. Este accidente contribuyó a que a partir de entonces las cervecerías cambiasen las cubas de fermentación de madera por cubas de hormigón, que son obviamente una opción mucho más segura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Kentucky Brunch Brand Stout, una de las cervezas más exclusivas del mundo

Alquiler de grifos de cerveza en Málaga